ALA lanza E-Book Media and Communications toolkit

No es noticia nueva que entre los principales afectados por los candados de los libros electrónicos (mejor conocidos como DRM) están las bibliotecas quienes, ante la negativa de las editoriales para permitirles el acceso a sus materiales electrónicos o ante las restricciones a veces sin sentido en las que las obligan a trabajar, se ven impedidas de ofrecer con calidad uno de los servicios clave de toda biblioteca, el del préstamo bibliotecario y, para no irnos tan lejos, el del préstamo en sala.

Los usuarios cada vez más están solicitando este tipo de materiales y las bibliotecas y bibliotecarios tenemos que pasar por negociaciones poco fructíferas con editoriales en las que el usuario resulta afectado. ¿Cuál es la posición que debemos tomar? ¿en qué términos debemos negociar? ¿cómo lograr seguir ofreciendo un servicio de calidad sin estar restringidos por términos editoriales a veces absurdos?

Para tratar de responder estas dudas y apoyar a los bibliotecarios en estos temas tan espinosos sobre el libro electrónico, la American Library Association lanzó el día de hoy su ALA E-book Media & Communications Toolkit, una serie de documentos que tienen como objetivo apoyar al bibliotecario en la toma de decisiones en sus comunidades. Este kit de documentos fue elaborado por el Grupo de Trabajo de Contenidos Digitales y Bibliotecas (DCWG) e incluye plantillas de comunicados de prensa para informar a los usuarios sobre el rol que las bibliotecas estamos teniendo en la construcción de comunidades alfabetizadas y conocedoras de su contexto.

Asimismo, este kit contiene otro tipo de documentos con datos que resultan de gran utilidad para nuestro trabajo diario de cara al universo del libro electrónico, por ejemplo, estadísticas e infografías que muestran el crecimiento del número de bibliotecas públicas en Estados Unidos proporcionando el servicio de préstamo de libros electrónicos.

No se pueden perder el documento Preguntas frecuentes, donde se explica quiénes conforman el grupo de las 6 grandes editoriales (“Big Six”) y cuál es el estatus actual de éstas en relación con el préstamo de libros electrónicos en bibliotecas; también se habla de casos de préstamos de otras editoriales y se intenta explicar el porqué los libros electrónicos, a pesar de ser libros, son tratados de forma distinta a sus hermanos los impresos, y menciono que se intenta explicar, porque hoy en día aún nadie tiene una respuesta satisfactoria que nos permita entenderlo y aceptar las sinrazones que envuelven al libro electrónico y hacen difícil su difusión en las bibliotecas.

Un material que, aunque se haya elaborado para las bibliotecas en Estados Unidos, sin duda puede adaptarse a nuestras realidades nacionales y darnos una luz en el camino sobre cómo informar a nuestros usuarios sobre el libro electrónico.

Visto en: American Library Association 

Imagen vía: E-Book media and communications toolkit

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *