¿Cómo leeremos dentro de 20 años?

IMG_1057.JPG

Mucho se ha anunciado la desaparición del libro impreso, de hecho y como ya también lo hemos visto en otros casos, cada que surge una nueva tecnología, la tendencia general es proclamar la desaparición de la tecnología precedente: desaparición del cine frente a la televisión, desaparición del radio frente a la televisión, desaparición del disco de vinyl frente al cassette/CD/música en formato electrónico  y, desde luego, desaparición del libro impreso frente al libro electrónico, son quizá los ejemplos más representativos de este apocalipsis que vivimos cada cierto tiempo y que, en la realidad, no sucede. Pero, en el caso del libro impreso frente al electrónico, ¿hay alguna esperanza de que el primero sobreviva?, ¿cómo leeremos dentro de 20 años?, ¿viviremos una convivencia de formatos o, por el contrario, todo lo que tendremos a la mano serán pantallas?

Como muchos ya sabrán, yo soy de las que piensan que viviremos mucho tiempo con libross impresos conviviendo con libros electrónicos, soy también de las que no tiene preferencia por algún formato, no niega la utilidad de ambos mundos y aboga porque los contenidos sean consumidos sin importar el formato; sin embargo, nunca deja causar cierta curiosidad sobre la manera en la que estaremos leyendo y lo que nos depara el futuro.

En el blog GoodeReader también se hicieron estas mismas preguntas y en marzo pasado realizaron una encuesta a sus lectores sobre este mismo tema, 441 personas de Canadá, Estados Unidos y Reino Unido respondieron y aquí algunos de los resultados:

13.35% respondieron que la lectura se realizará en tabletas, 4.75% en libros 3D impresos (no estoy muy segura de a qué se refieran exactamente), 7.24% en realidad virtual, 7.01% dice que estaremos leyendo en línea y, también hay quienes creen que el apocalipsis zombie nos alcanzará y no habrá ni tiempo para leer, ni energía elétrica para hacerlo en dispositivos de lectura, es decir, que la discusión del formato saldrá sobrando.

Sorpresivamente, un 18.55% de los que respondieron la encuesta dice que la lectura se realizará en dispositivos de lectura dedicados, y digo que de manera sorpresiva porque, en estas predicciones apocalípticas, a los e-readers ya también les ha tocado  vivir su desaparición frente a las tabletas (que en el estudio quedan en segundo lugar) y otros dispositivos multitarea, o al menos algunos así lo proclamaron durante buena parte del 2013 y todo 2014; sin embargo, ya hemos avanzado el primer trimestre de 2015 y vemos que Amazon, por ejemplo, sigue produciendo y vendiendo estos dispositivos. En fin, que aún falta tiempo para saber si los e-readers perderan la batalla frente a las tabletas pero, ¿qué haría que estos sobrevivan y le den la razón al 18.55% que asegura que estaremos leyendo en dispositivos de lectura dedicados? Como lo señalan en el mismo blog de GoodeReader, la tecnología eInk es amigable con la vista y es la única que simula el papel, ¿esto quiere decir que dentro de 20 años y aún con la lectura en pantalla ya bien establecida, seguirá existiendo la nostalgia por el libro impreso?

Y hablando del libro impreso, vemos que hay quienes piensan que seguirán dando buena batalla dentro de 20 años (13.8%), de hecho, este porcentaje está muy cercano al 13.35% de los que piensan que las tabletas serán el dispositivo donde estaremos leyendo. 

Otra predicción sorprendente es la relacionada con el teléfono inteligente que ocupa el tercer lugar en estas predicciones (9.28%). Al igual que en el blog de GoodeReader yo hubiera esperado que los smartphones tuvieran un mejor lugar, dado que hoy en día la mayoría de la gente lleva su vida en el teléfono. Quizá el punto en contra de este dispositivo sigue siendo el tamaño de la pantalla, pero aún con lo poco amigable que resulta para la vista, es un hecho que gran parte de la lectura en pantalla se realiza precisamente en estos dispositivos.

Por último, sólo un 6.11% dice que leeremos en las bibliotecas (no se especifica si libros electrónicos o impresos), aunque es un porcentaje bajo, esto nos da una esperanza de que hay quienes predicen que las bibliotecas sobrevivirán, buenas noticias si tomamos en cuenta que también se ha proclamado su desaparición frente a las tecnologías de la información.

Una encuesta interesante que más que predecir el futuro, lo que quizá está haciendo es decirnos cómo se está leyendo en la actualidad. ¿Ustedes cómo creen que estaremos leyendo dentro de 20 años?

Una Respuesta a “¿Cómo leeremos dentro de 20 años?”
  1. israel Ortiz abril 13, 2015

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *