Cómo promover libros autoeditados y no morir en el intento

precio-en-librosMucho se ha hablado en este blog sobre autoedición, las ventajas y desventajas, e incluso algunos tips sobre los distintos procesos de la publicación independiente, que van desde la preparación de la obra, pasando por la decisión de dónde publicar, qué plataforma utilizar y hasta en la promoción del mismo.

En las distintas entradas dedicadas a este tema, les he comentado que la promoción es uno de los procesos más importantes y quizá, complejos, por el tiempo y energía que requiere un autor para “venderse,” trabajo que en la edición tradicional queda en manos de las editoriales. Aunque, acá entre nos, creo que hoy en día, con o sin editorial que respalde a un escritor/a, la promoción es cosa de todos los días, si no me creen, vale la pena darse una vuelta por los perfiles de escritores en Goodreads, Facebook y Twitter, por mencionar algunos ejemplos.

Las redes sociales, se han convertido pues en grandes aliadas al momento de dar a conocer a un autor y su obra, incluso antes, durante y después de que el libro esté en los estantes virtuales y, con un poco de suerte, en los estantes físicos de las librerías; sin embargo, nunca está algunos consejos (más allá de twitter y Facebook) sobre cómo promover libros autoeditados y no morir en el intento:

  1. Una página web o un blog son la puerta de entrada a tu trabajo: sí, Facebook y Twitter son acaparadores y, aunque creas que toda la gente está ahí (y puede que sea cierto), ¿de dónde crees que vienen todos esos likes y retuiteos? Una página web o un blog te permiten colgar exactamente todo lo que te interesa, analizar diversos temas con el suficiente detenimiento, es decir, crear contenidos que permanezcan y no se pierdan en la vorágine de anuncios que tienen prioridad porque una marca pagó para estar o bien, no se pierdan en un timeline donde, a veces, pareciera que ya nadie lee a nadie; eso, teniendo en cuenta que las redes sociales van y vienen, mientras que si el blog desaparece va a ser sólo por decisión tuya. Ojo: con esto no quiero decir que las redes sociales no sirven, pero la web o el blog te convierten en un creador de contenido y no sólo en un repetidor del mismo, lo que a su vez es una manera de crear confianza entre los lectores; las redes en este caso se convierten en una forma de retransmitir todo el contenido que está centralizado en tu espacio.
  2. Realizar un booktrailer: ok, eres escritor, no director de cine; pero quizá te interese recordar que “una imagen dice más que mil palabras” y, desde luego, es una forma interesante y digerible de dar a conocer en pocos minutos (segundos) de qué va tu libro, quizá te preocupen las herramientas y tu destreza en el uso, pero hoy en día hay tantas, tan útiles y al alcance de una app, que puede que la realización de un booktrailer ya no sea algo tan lejano y complicado, la creatividad depende de ti. Instagram video (3-15 segundos), Videohance y Vine son algunas aplicaciones que te pueden resultar útiles en esta tarea. Ya lo tienes, ahora compártelo en todos lados, redes, blog, en reuniones, con tus amigos, etc., si aún no estás convencido/a, en Mashable también se ha hablado sobre este tema.
  3. Créate un perfil de autor en Goodreads, ¿por qué? Con más de 30 millones de usuarios, Goodreads es sin duda el reflector de los autores y de los gustos literarios, además puedes regalar libros, dejar que tus lectores te pregunten directamente, puedes reseñar no sólo tus libros, sino los de tus autores favoritos y eso te hace más humano y le deja saber a tus lectores tus gustos literarios; puedes también participar en foros de discusión e invertir un poco de dinero en una campaña de difusión; Goodreads es también una especie de termómetro literario que te permitirá conocer lo que se lee, lo que gusta, lo que la gente busca, etc.
  4. Acepta las críticas: buenas o malas, lo peor que puedes hacer es borrar un comentario o reseña negativa (claro, tampoco se van a aceptar insultos), pero deberás ser muy cuidadoso y no creer todo lo malo que se diga, pero tampoco creer todo lo bueno. Una crítica es sinónimo de que alguien se tomó el tiempo (tiempo que se deben disputar TV, redes, juegos, etc.) para leerte, así las críticas y reseñas son siempre bienvenidas.
  5. Las bibliotecas son un buen canal de difusión y quizá pocos autores independientes las están tomando en cuenta, por qué no te acercas a tu biblioteca más cercana y les platicas de tu libro, quizá te apoyen en la realización de una lectura en voz alta, quizá incluso puedas donar algunos ejemplares a la biblioteca para que sean parte del acervo. Como bibliotecaria que soy, estoy convencida que pocas te cerrarán las puertas y estarán gustosas de ponerte cara a cara con los lectores.

Seguramente hay muchas formas más de promover tu libro, ¿se les ocurre algo más?

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *