Crecimiento en las ventas de e-books de Estados Unidos a otros países

20120521-002917.jpg
Foto vía: Amazon

De acuerdo con un informe publicado recientemente (18 de mayo) por la Asociación de Editores Estadounidenses (AAP) la venta de libros electrónicos desde Estados Unidos a otros países ha crecido de manera exponencial, mientras que en el 2010 las ventas de libros electrónicos a otros países reportaron ganancias por US$4.1 millones, para 2011 las ganancias fueron de US$21.5 millones, esto representa un crecimiento de 333% en el rubro de libros electrónicos y un crecimiento del 6% de las ventas totales.

No es fortuito este crecimiento en la venta de libros electrónicos desde Estados Unidos a otros países, tres son las principales causas:

  1. La carencia de una oferta real de libros electrónicos en otros países, el gran ejemplo son los países de habla hispana.
  2. Los principales distribuidores como Amazon y Apple aprovechan dicha carencia y se lanzan llenar los huecos en esos países, como ejemplo tenemos la reciente entrada de Amazon al mercado español y Apple, bueno, ya sabemos que ellos no discriminan cuando de vender se trata.
  3. La falta de visión tanto de editores como de libreros en dichos países para identificar huecos y oportunidades.

Quizá para Seth Russo, el vicepresidente de ventas internacionales en Simon & Schuster, sea emocionante el crecimiento en la venta de libros electrónicos en inglés a otros países porque refleja que los lectores están leyendo en dicho idioma; aunque visto de este lado de la moneda, los lectores se están obligando a leer en una lengua distinta a la suya por la falta de una oferta en su propio idioma. Es irónico que un lector en México tenga que leer, por ejemplo, La silla del águila de Carlos Fuentes en inglés, porque no existe ese título en formato electrónico en español.

No dudo que sea emocionante este aumento de ventas en otros países y hasta cierto punto puede reflejar una mayor aceptación del formato electrónico por parte de los lectores a nivel global; sin embargo, tampoco se nos debe escapar que esto es reflejo de la falta de visión de las editoriales, las librerías y los distribuidores para ofrecer lo que el lector está requiriendo y que, por ende, tienen que ir a buscar a otro lado.

Mientras las editoriales siguen buscando la manera de crear más candados para sus escasos libros, los lectores están comprando (ojo: comprando y no pirateando) y dejando las ganancias en otros países.

Visto en: Digital Book World

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *