¿Debes autoeditarte o ir por la edición tradicional? (infografía)

Imagen vía: The write life

Imagen vía: The write life

Mucho se habla de la autoedición, las ventajas y desventajas de ir “por la libre” con tu obra maestra y la forma en que se ha incrementado la edición independiente en años recientes, al grado de que varios títulos comienzan a entrar a las filas de listas de los más vendidos. Sin embargo, muchos escritores noveles y también los ya consagrados se siguen preguntando si vale la pena autoeditar, que parecería el camino fácil, o seguir por la edición tradicional. Los escritores consagrados –o que quizá no lo sean pero al menos cuentan con el respaldo de una editorial– tal vez (y léase ese “tal vez” con negritas y comillas) tengan el camino más sencillo; sin embargo, los autores desconocidos seguramente se preguntarán qué camino seguir y cuales son las implicaciones que tendrán que enfrentar.

¿Debes autoeditarte o ir por la edición tradicional?,” una infografía creada por el equipo de The Write Life y a la que llego gracias a Galleycat que pretende responder algunas de las interrogantes que los autores tienen cuando se enfrentan a esta importante decisión, debo advertir sin embargo, que la tomemos con cierta distancia pues está algo prejuiciada, aunque algunas consideraciones resultan interesantes.

La primera y más importante pregunta que se deben responder antes de decidirse por la autoedición o la edición tradicional: ¿esperas hacerte millonario con tu trabajo?, según la infografía, una respuesta afirmativa nos puede llevar a la autoedición.

A mi gusto esta y algunas otras preguntas son un tanto tramposas, llenas de clichés y estereotipos relacionados con la edición independiente, por ejemplo, según la infografía si estás dispuesto a trabajar arduamente es porque lo tuyo es la edición tradicional, pero si no, entonces la autoedición es lo mejor. Me pregunto qué pensaran varios autores independientes que han trabajado hasta el cansancio para ver su obra no sólo terminada, sino también publicada. La infografía dice además que si lo único que buscas es crítica positiva, seguramente lo tuyo es la autoedición.

¿Fácil y positivo = autoedición? Lo dudo, pero demos el beneficio de la duda y vayamos con otras preguntas que sí son útiles y que pueden ayudarte a pulir tu desición: ¿tienes el tiempo y las ganas suficientes para publicitar tú mismo/a tu libro? Esta sí que es una pregunta seria, pues no basta con todo el empeño que hayas puesto en tu obra, poner el punto final es sólo el inicio de un arduo trabajo de promoción que comienza incluso cuando estás escribiendo el libro y este proceso sí que requiere mucho tiempo, ganas y, desde luego, una gran organización.

Quizá en esta infografía faltaron al menos tres preguntas que no debemos pasar por alto: ¿estás dispuesto a comenzar a enviar tu trabajo a distintas editoriales y esperar su respuesta? ¿crees que tu trabajo realmente vale la pena, aún cuando ha sido rechazado por una o varias editoriales? ¿conoces las distintas plataformas de autoedición?

Ya está, los dejo entonces con la infografía y cuéntenme si se les ocurre alguna otra pregunta que se debe considerar antes de decidirse por la edición tradicional o la autoedición.

Self-Publishing or Traditional Publishing: Which Should You Choose?
Courtesy of: The Write Life

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *