El crecimiento del ebook en México

ebook en MéxicoEl día de ayer la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana presentó en la FIL Guadalajara sus Indicadores del Sector Editorial Privado en México 2017, un documento que elabora año con año y que, como su título indica, presenta los principales indicadores de producción editorial en México.

Algunos de los indicadores que encuentro particularmente interesantes son los siguientes:

  • Reducción de 2.2% en la producción de títulos con respecto a 2016, lo anterior derivado de una reducción de 8.4% en la producción de novedades. Por otro lado, esta reducción ha sido continua desde 2013.
  • Reducción en la venta de ejemplares, la más baja de los últimos cinco años.
  • 43% de los libros más vendidos fueron los libros de educación básica, lo que equivale al 41% del valor total de facturación. 
  • Los principales canales de facturación son el gobierno con un 32%, las librerías con un 24% del total y, en tercer lugar, se encuentran las escuelas con el 17% del total de facturación. 

Crecimiento del ebook en México

Aunque los resultados de este informe no son muy alagüeños, debemos prestar atención al sector del libro electrónico que reporta un incremento constante desde 2013. En 2017 el aumento fue del 21% respecto de 2016. En total desde 2013 la venta del ebook en México ha facturado más de 120 millones de pesos. 

La facturación para libros impresos y digitales durante 2017 fue de 10.272 millones de pesos, de estos 98,6% corresponde a la venta de libros impresos, mientras que 1,4% pertenece a libros electrónicos. En 2016, la venta de libros electrónicos fue de 1.2% para el total del mercado. Y aunque este porcentaje pueda parecer ínfimo frente a los libros impresos, recordemos que el crecimiento del ebook en México ha sido constante durante cinco años; los indicadores para libros físicos, por su parte, siguen a la baja. 

Es interesante ver que para el mercado de los libros universitarios, los estudiantes utilizan en su mayoría (73%) la computadora portátil como herramienta de estudio, mientras que 66% utiliza el libro impreso como herramienta de estudio. Es decir, que la lectura en pantalla es un buen punto de acceso para los libros universitarios. 

En cuanto al registro del ISBN, los libros físicos (63%) siguen predominando sobre los libros electrónicos (24%). 

Algunos ausentes en estos indicadores

En lo personal sigo encontrando inaudito que esté tan ignorado o poco visibilizado el papel de las bibliotecas como canales importantes de distribución y facturación. Supongo que éstas se encuentran en el rubro de otros y quizá en el rubro de ventas a gobierno (para el caso de bibliotecas públicas), aunque recordemos que existen además bibliotecas universitarias, especializadas y escolares que también podrían estar representando un canal importante de facturación que no se está tomando en cuenta o no está visibilizado. 

Los audiolibros son otro sector que está creciendo fuertemente y parece no tener cabida en estos indicadores, ni en los de los años anteriores. Y aunque la oferta aún es escasa, poco a poco vemos cada vez una mayor penetración de este formato, para muestra recordemos que hace unos días llegó Storytel a México. 

Edición independiente y autoedición, es un tema completamente ausente y sobre el que dudo mucho que existan números.

¿Qué podemos esperar a futuro del mercado del ebook en México? ¿a quién no debemos olvidar?

Como ya se ha visto en los último años, seguiremos viendo un crecimiento del ebook en México que, aunque parece bajo, es constante y eso lo demuestran cinco años de incremento en la producción y ventas. 

Los audiolibros es otro sector que no se debe descuidar pues, como ya se ha venido diciendo en este blog, están teniendo un crecimiento imparable desde hace varios años y México no es la excepción, muestra de ello es, como ya lo mencioné, la llega de Storytel. 

El papel que tienen las bibliotecas como parte del crecimiento y consumo de libros electrónicos, pero también de libros impresos. Especialmente las bibliotecas públicas que son un punto de acceso importante a los libros,el primer punto de encuentro de un lector con su libro, libro que muy seguramente terminará en compra por parte de ese usuario de biblioteca. 

Aunque tampoco podemos olvidar a bibliotecas universitarias y especializadas que quizá son las que más han ensayado en el tema de libros electrónicos. En este otro post desarrollo el tema.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *