El programa de subtítulos en Audible no es bienvenido entre los editores

subtítulos en Audible

Imagen vía Audible

¿Se acuerdan cuando en 2009 los autores y editores de Estados Unidos, alegando violación a los derechos de autor, mandaron callar al Kindle y lograron que Amazon retirara de su dispositivo la opción de convertir el texto en sonido? Pues bien, algo similar está ocurriendo 10 años después, pero a la inversa. Recientemente se ha anunciado una nueva función de subtítulos en Audible generados por computadora que permitirá a sus usuarios escuchar y leer los libros al mismo tiempo, permitiéndoles también que subrayen, y busquen el significado de una palabra en el diccionario.

Lo anterior con un supuesto fin meramente educativo, o al menos eso indicó Donald Katz, CEO y fundador de Audible, a USA Today: 

Sabemos, después de años y años de trabajo, que los padres y educadores, en particular, comprenden que una experiencia de audio combinada con las palabras correctas es realmente importante para el desarrollo de los estudiantes.

Y aunque Audible ha declarado que este programa no replica o reemplaza la experiencia de leer un libro (ya sea impreso o electrónico, desde luego, no ha sido bienvenido entre los editores quienes ya han dejado muy claro que este programa de subtítulos en Audible supone una violación a los derechos de autor. Algunos como Wendy Strothman, una agente literaria, dijo que la mayoría de los contratos que firmaron con Audible no le otorgan el derecho de “reproducir texto” y ve la necesidad de que Audible revise nuevamente las licencias. Por su parte, Adam Rothberg, portavoz de Simon & Schuster, declaró:

Hemos informado a Audible que consideramos su programa de subtítulos como una violación descarada de los derechos de los autores y editores, y una clara violación de nuestras condiciones de venta. Por lo tanto, hemos insistido en que Audible no incluya subtítulos en ningún título sobre el que Simon & Schuster tenga derechos de audio o texto.

Recuerdo que cuando escribí el post de Mandan callar al Kindle, encontré bastante triste y retrógrado que el Sindicato de Autores Estadounidenses lograra hacer recular a Amazon. Pero ahora he de confesar que tengo sentimientos encontrados con esta nueva modalidad de lectura. 

Desde hace varios años Audible y Amazon tienen el Whispersync for Voice-ready, una modalidad que permite a los usuarios que adquieren un audiolibro, que cuenta a su vez con la versión en libro electrónico, puedan cambiar de uno a otro formato dependiendo del lugar y momento en que lo leen. Desde luego esto implica que el usuario adquiera ambos formatos, generalmente el audiolibro a un menor precio, pero al fin de cuentas es adquirir ambos formatos; entonces, todos felices, especialmente las editoriales que son muy celosas del acceso. Sin embargo, los subtítulos para leerle al mismo tiempo que se audiolee un libro son una cosa muy distinta pues, por el precio de uno tienes el otro y aquí sí que podríamos estar hablando de violación de derechos.

Creo, sin embargo, que la pregunta realmente importante es, si estás adquiriendo un audiolibro o has decidido leer determinado libro en ese formato, ¿para qué te interesaría leer los subtítulos al mismo tiempo? Con esta modalidad de subtítulos en Audible se pierden muchas de las principales características de los audiolibros y la razón para que algunas personas lo prefieran en ciertos momentos (o de forma definitiva) frente al libro: para los que tienen problemas de visión son obvias, aunque también está la ventaja de poder realizar otras actividades mientras lees y que, incluso, mucha gente está comenzando a leer o lee más cuando se trata de audiolibros. 

Quizá en Audible quieran comenzar a ensayar la narrativa transmedia, y de ser así, les faltaría bastante para lograrlo con este programa.

Entiendo que el Gremio Estadounidense de Autores se haya manifestado en contra y, a diferencia de la opción que permitió (aunque fuera durante poco tiempo) al Kindle convertir de texto a audio con el fin de dar acceso a ciegos y débiles visuales; lo cierto es que no me creo mucho el supuesto fin educativo del programa de subtítulos en Audible. 

Como sea, será interesante probar esta nueva funcionalidad cuando sea lanzada en septiembre de 2019, a menos que algo suceda antes y el gremio de autores y editores logren hacer recular a Audible, como lo hicieron con el Kindle. 

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *