Ereaders vs libros impresos: ¿cuál es la opción más ecológica?

Screen Shot 2015-03-04 at 7.09.24 PMVivimos en una época donde pareciera que, en materia de tecnología, lo que importa es tener el o los dispositivos de moda (llámese tableta, ereader o smartphone), dispositivos que al cabo de unos meses tendrán que dar paso a un nuevo dispositivo más ligero y con más capacidad sólo para que dentro de unos meses se repita este ciclo. Y aunque, como lo dije al principio, queremos tener el último grito de la moda en materia de cacharros, lo cierto es que el problema de la basura tecnológica se está saliendo de nuestro control, además tomemos en cuenta que para 2020 habrá 4,600 millones de celulares en el mundo, ¿qué pasará cuando todos esos dispositivos dejen de funcionar?

Los ereaders tampoco son ajenos a este problema, después del lanzamiento del primer Kindle en 2007 le ha seguido una larga y exitosa familia de más de 7 generaciones que en total suman poco más de 15 modelos distintos, incluidos los multitarea, algo similar pasa con otros dispositivos de lectura dedicados; así que frente a la eterna batalla de los ereaders vs los libros impresos cabe preguntarnos ¿cuál es la opción más ecológica? Muchos podrán aventurarse a responder que desde luego los ereaders son más dañinos para el planeta, aunque recordemos que los libros impresos requieren del papel que se obtiene de los árboles de selvas y bosques que ya no se dan abasto para nuestro consumo.

Así que ¿realmente los libros impresos son la opción más ecológica? Yo diría que todo depende del cristal con que se mire y de eso precisamente trata la infografía Ereaders vs libros impresos: ¿cuál es la opción más ecológica? elaborada por CustomMade, a la que llego gracias a Ebook Friendly y que nos presenta un interesante panorama sobre este tema, por ejemplo:

La manufactura de un ereader consume aproximadamente 100 kilowatts y produce más de 65 libras (29.48 kg) de dióxido de carbono, mientras que la elaboración de un sólo libro (no se menciona el número de páginas) consume sólo 2 kilowatts y produce 7.5 kilogramos de dióxido de carbono, ¿motivo suficiente para concluir que el libro impreso es más ecológico? Yo lo pondría en duda si pensamos que un tiraje mesurado de 1000 ejemplares nos consumiría de acuerdo con estos datos 2000 kilowatts y produciría 7,500 kg de dióxido de carbono. Un ereader, por su parte puede albergar miles de libros electrónicos, en el Kindle 4 que sólo tiene 2GB de memora sin posibilidad de expandirse se pueden descargar aproximadamente unos 1,400 títulos distintos, es decir, más del tiraje moderado de mil ejemplares.

Otro dato interesante son las emisiones de dióxido de carbono de un iPad, un iPad mini y un libro impreso, suponiendo que cada dos años se esté reemplazando el dispositivo; como es de esperar los dispositivos quedan muy mal parados frente al libro impreso, aproximadamente 400, 300 y 150 kg respectivamente en un periodo de 5 años.

Aunque los ereaders y los dispositivos multitarea parece que quedan muy mal parados, como lo dije, todo depende del cristal con que se mire y aunque este post no es una defensa férrea por estos dispositivos, lo cierto es que en esta batalla también debemos considerar la cantidad de títulos que se publican en un año a nivel mundial, traducirlo en ejemplares (sólo en México se produjeron más de 289 millones de ejemplares en 2008) y de ahí analizar cuántos de estos libros consiguen un lector y cuántos se van a las bodegas. Tenemos que ser conscientes que no todo son best sellers y no todo se adquiere en las librerías, así que desde luego muchos libros quedan en el olvido con su cuota de selva y bosque.

De todo lo anterior no se puede concluir exitosamente cuál formato es más amigable con el medio ambiente, a lo mucho la infografía y este post nos darán para concluir que nuestro nivel de consumo ya es insostenible para el planeta, se cambia de dispositivo de manera irracional tanto como se producen más libros de los que realmente se leen y dada la sobreproducción, ninguno de los formatos resulta amigable con el medio ambiente por más que deseemos defender a alguno.

E-readers-vs-print-books-eco-friendly-choice-infographic

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *