Evolución del libro electrónico en América Latina y España: informe 2016

Imagen vía Dosdoce.com

Imagen vía Dosdoce.com

En el marco de la 30 Feria Internacional del Libro de Guadalajara se presentó el reporte Evolución del libro electrónico en América Latina y España: informe 2016, un documento elaborado por Dosdoce.com y Bookwire que da cuenta del desarrollo y las tendencias que está teniendo el mercado del libro electrónico y audiolibro en América Latina y España.

Para ello se analizaron las ventas a través de Bookwire de más de 170 editoriales independientes de América Latina y España durante 2015.

En la primera parte del informe se presentan las 12 principales tendencias del libro electrónico en América Latina y España (comento las que llaman especialmente mi atención):

  1. Crecimiento de las ventas de editores independientes y autopublicación en 2015 fue de 42% para libros de autopublicados más editoriales independientes, 12% para autopublicados, porcentajes que resultan bastante competidores frente al 46% de ventas de las Big 5 en el mismo periodo.
  2. El mercado digital en América Latina y España crece a diferente ritmo
  3. Irrupción de un mercado latinoamericano digital y auge del mercado hispano en EE.UU: 41% de las ventas se realiza en Estados Unidos. Un dato significativo que podría tirar por la borda la idea generalizada de que en Estados Unidos no se consume literatura en español y que es más la traducción del inglés al español que viceversa.
  4. Menor dependencia de Amazon.
  5. Diversificación de los modelos de negocio: aunque los canales “tradicionales” (tiendas en línea como Amazon) siguen dominando las ventas, las bibliotecas comienzan a perfilarse como puntos de venta fuertes para las editoriales, este momento es crucial y los bibliotecarios no debemos perder esta oportunidad.
  6. Ebooks con precios más competitivos.
  7. 1 de cada 4 libros vendidos en España es autoeditado.
  8. Irrupción de los canales de bibliotecas: hay algunos países en los que las bibliotecas públicas y universitarias ya comienzan a ofrecer libros electrónicos, pero aún hace falta plataformas tecnológicas. Este es en definitiva la tendencia en la cual el gremio bibliotecario debe prestar especial atención y, dado que se proyecta un incremento en la venta a través de las bibliotecas es un buen momento para que los bibliotecarios pongamos las cartas sobre la mesa en relación con las licencias y los precios que pagamos por estos documentos.
  9. Diferente comportamiento de precios por mercado.
  10. El audio irrumpe con fuerza: sobre este tema revisar el post Audiolibros: ¿los libros del futuro?
  11. Más libros sin DRM: un tema delicado en el que las editoriales no quieren dar su brazo a torcer, al menos no las grandes; las editoriales independientes parece que tienen una mayor conciencia del impacto negativo que tienen todos estos candados, no sólo para la lectura, sino para las ventas.
  12. Creciente innovación: irrupción de nuevos actores en el sector.

Es imposible que todos los países de la región tengan el mismo comportamiento en materia del libro electrónico, aunque compartimos un idioma cada país vive situaciones económicas, culturales, sociales e incluso geográficas muy específicas que impactan de manera distinta en la producción editorial; por ello en la segunda parte del informe se analiza la situación específica en 8 países de la región: Argentina, Brasil (considerado el mayor mercado en América Latina), Colombia, Chile, Ecuador, España, México y Perú.

Evolución del libro electrónico en México

Como se menciona en el informe, México es el segundo mercado editorial en la región, superado solamente por Brasil; sin embargo en 2016 hubo una tasa de crecimiento más baja, y dado que 2017 no luce mejor, esto seguramente impactará directamente en la producción editorial en el año en curso (esto último es apunte mío). En 2014 la mayor producción editorial, 54% y el mayor número de ventas corría a cargo del Estado, con un 60% más de producción de libros electrónicos en relación con 2011

A pesar de lo anterior, debemos prestar especial atención a que en el mismo año y en relación con el 2013 hubo una menor producción de títulos y ejemplares (21,7% y 2.9%, respectivamente), menor comercialización de títulos y ejemplares (15% y 3.2%, respectivamente). Resulta preocupante también que las librerías sigan centralizadas en la Ciudad de México (31%).

Y en cuanto a la edición digital, en la industria privada se publicaron 2739 títulos en 2014 lo que representó un 11.4% de la producción total y un 60% de crecimiento frente al 2011. Resulta curioso que aunque la facturación por las ventas de estos materiales se incrementó un 123% en relación con 2013, la facturación digital no llega al 1% de la facturación total de las ventas.

Deberemos prestar especial atención al mercado editorial en México durante este 2017, un año que no se vislumbra fácil en lo económico y lo social, factores que seguramente repercutirán en la producción editorial.

Un informe que, sin duda, valdrá la pena tener como libro de cabecera si queremos estar atentos a lo que sucede en el mercado editorial y de libros electrónicos en específico en la región.

El informe se puede descargar gratis en los siguientes sitios:

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *