Hábito de lectura conforme a nuestro lugar de residencia

¿Es posible que nuestra preferencia por libros impresos o electrónicos esté relacionada con el lugar en que vivimos?

¿La zona en que vivimos influye en la lectura por placer o con fines de investigación?

Sí, esto de acuerdo con Reading Habits in Different Communities, un estudio elaborado por The Pew Research Center’s Internet & American Life Project y publicado en diciembre pasado, donde se muestran los hábitos de lectura por comunidades: urbana, suburbana y rural.

Entre los datos más interesantes de los usuarios en comunidades urbanas destaco los siguientes:

Hábito de lectura conforme a nuestro lugar de residencia

  • 19% de los encuestados poseen un e-reader (dispositivo de lectura dedicado), de estos el 93% lee e-books en dichos dispositivos.
  • 21% de los encuestados poseen una tablet, de los cuales 83% la utilizan para leer libros electrónicos.
  • 46% de los usuarios de computadora leen libros electrónicos en éstas y 30% de los usuarios de smartphones leen libros electrónicos en estos dispositivos.

Sin embargo, cuando miramos a los usuarios en comunidades rurales notamos algunas diferencias:

Hábito de lectura conforme a nuestro lugar de residencia

  • 15% de los encuestados poseen una e-reader, y de estos 92% lee libros electrónicos en este dispositivo; un punto porcentual de diferencia frente a los encuestados en zonas urbanas.
  • Por su parte, 14% posee una tablet y de estos, 89% lee libros electrónicos.
  • 49% de los usuarios de computadoras leen libros electrónicos, mientras que 26% de los usuarios de smartphones leen libros electrónicos en estos dispositivos.
Por último, también notamos algunas diferencias entre los usuarios de estos dispositivos que viven en zonas suburbanas:
Hábito de lectura conforme a nuestro lugar de residencia
  • 19% de los encuestados poseen un e-reader, de estos 93% los utilizan para leer libros electrónicos.
  • 20% posee una tablet y de estos, 79% las utilizan para leer libros electrónicos.
  • Por último, 45% lee libros electrónicos en computadoras y 29% en smartphones.

¿Qué nos indica lo anterior? Aunque la diferencia no es mucha, si vemos una cierta preferencia por los libros electrónicos entre los usuarios que viven en zonas urbanas (92% impresos, 29% libro electrónico), frente a los usuarios de zonas rurales (89% libro impreso, 29% libro electrónico) y suburbanas (89% libro impreso, 27% libro electrónico).

No perdamos de vista tampoco que, aún en Estados Unidos, los dueños de dispositivos de lectura o tablets sigue siendo bajo, pues no llega ni siquiera a la mitad de la población y, lo más interesante es que, sin importar el área en que se encuentren, son muchos los usuarios quienes no están considerando adquirir uno de estos dispositivos en el futuro: 82% para e-readers/79% para tablets de los encuestados en áreas urbanas; 85% para e-readers/81% para tablets en áreas suburbanas, y 89% para e-readers/88% para tablets, en áreas rurales.

El principal motivo sigue siendo el precio, es decir, que aunque los precios han disminuido considerablemente desde el primer Kindle de 2007 y hoy en día es posible adquirir un e-reader por menos de US$90.00, éstos aún se consideran dispositivos caros.

Ahora analicemos el que es quizá el dato más interesante, cuál es la razón por la que los lectores de ambos formatos prefieren leer libros electrónicos:

  1. Porque se puede compartir con otros: la lectura social.
  2. Porque se puede leer en la cama: es más cómodo llevarse a la cama un dispositivo ligero.
  3. Amplia selección de contenido: el lector puede leer diferentes cosas en un sólo dispositivo

El informe completo lo pueden descargar en el siguiente link.

 

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *