La lectura en pantalla más allá de la emulación del libro impreso

Cuando hablamos de lectura en pantalla generalmente la pensamos como libros electrónicos que hacen una emulación del libro impreso y que no aprovechan las posibilidades que ofrecen las pantallas, que desde luego son muchas y pueden ofrecer muchas formas de leer.

Y precisamente hace algunos meses les hablaba de Book Messenger, la propuesta ganadora de los Future Lions 2016 que se plantea explotar estas otras potencialidades de las pantallas, pues consistía en una app de Penguin Books dentro del Messenger de Facebook que leería libros a los niños como si estuvieran platicando con un amigo a través del chat.

Hasta donde sé, Book Messenger se quedó en propuesta; sin embargo, existe una app que ha hecho posible esta idea y que también explota de otra manera las posibilidades que ofrecen las pantallas, jugando con la mensajería, la portabilidad y la conectividad (por aquello de los libros electrónicos que emulan al libro en papel, sin ir más allá), me refiero a Hooked.

lectura en pantallaHooked es una app en la que las historias se presentan a través de un chat, es decir que como tal no estás leyendo un libro (entendido en el sentido tradicional), sino que estás leyendo una conversación de chat, como si del Messenger de Facebook, Telegram o Whatsapp se tratara.

La app es gratuita y se puede leer un extracto de la historia (conversación), para leerla completa tienes que pagar una suscripción (que de algo tienen que vivir los desarrolladores y los escritores) o esperar cierto tiempo para que se desactive el resto.

lectura en pantallaRapids, una app de Amazon que es la que más se acerca a Book Messenger y que infortunadamente aún no está disponible en México. Rapids presenta libros infantiles en formato chat y en un tiempo no mayor a 10 minutos para precisamente poder competir con la inmediatez y la rapidez actual.

lectura en pantallaEn el camino encontramos también a Adela una app de pago para dispositivos Android que también juega con la idea del chat y que en lo personal me remite más a una especie de juego de rol; sin embargo, no deja de ser una propuesta interesante.

Todos los ejemplos anteriores experimentan con la idea de chat, que es una forma de comunicación actual importante. Aunque no olvidemos que en las posibilidades de la lectura en pantalla encontramos también otras propuestas como libros en realidad virtual, realidad aumentada o través de redes sociales como el otrora famosísimo twitter, en el que encontramos Such a tweet sorrow y mi favorita, la lectura del relato en tiempo real del Golpe de Estado en Chile que hace algunos años nos presentó Jorge Baradit.

¿Se les ocurren otras formas de leer en pantalla?

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *