Pasado, presente y futuro de los smartphones

¿Recuerdan los primeros teléfonos celulares? Eran unos verdaderos ladrillos pesados que en nada se parecían ni físicamente ni en funcionalidades a los teléfonos celulares que utilizamos en la actualidad. Y es que en el pasado sólo nos bastaba con hablar por teléfono, mientras que hoy en día además de hablar, necesitamos que nuestros teléfonos celulares nos permitan revisar el correo electrónico, leer, navegar en internet, organizar nuestra agenda, elaborar y sincronizar documentos, ver videos, escuchar música, tomar fotografías, administrar nuestras redes sociales y, por si fuera poco, mantenernos entretenidos con juegos y un amplio etcétera y con toda la movilidad disponible, es decir, sin estar esclavizados a una computadora de escritorio. Todas estas funcionalidades y características de los teléfonos celulares nos parecen ya cosa de todos los días, que rara vez nos detenemos a analizar sobre el pasado, presente y futuro de los smartphones.

Pues bien, hace un par de días publicaron en el blog AppNewser una interesante infografía elaborada por Waypharer.com que habla precisamente sobre la historia de los smartphones. Cómo olvidar, por ejemplo, que aunque los teléfonos inteligentes ya tenían una buena historia recorrida, la llegada del iPhone en 2007 permitiría un desarrollo sin precedentes de estos dispositivos a tal grado que se espera que en un futuro no muy lejano (2016) las ventas de estos aparatillos superen incluso a las de las computadoras de escritorio.

¿Quién hubiera imaginado en la última década del siglo XX que los teléfonos inteligentes nos permitirían incluso leer libros completos? Aunque muchos aseguran que las pantallas de las computadoras y de los teléfonos celulares no son buenas para la lectura y en ello tengan mucha razón, lo cierto es que muchos lectores hacen su día a día gracias precisamente a estos dispositivos y, si además tomamos en cuenta que actualmente hay más teléfonos celulares que residenciales en México, entonces la lectura en pantalla se convierte en una realidad que no estamos aprovechando al momento de elaborar planes y programas de promoción lectora.

Pero, ¿que nos espera en un futuro con los teléfonos inteligentes? ¿quizá teléfonos implantados en nuestros cuerpos? ¿las palmas de nuestras manos funcionando como auriculares o como teclados? Nada de esto sabemos, aunque no por ello pondremos límites al desarrollo de estos dispositivos, así que nunca está de más imaginar qué estaremos haciendo con nuestros teléfonos celulares en un futuro que se antoja más que cercano.

Pasado, presente y futuro de los smarphones

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *