ALA aplaude la actualización de Adobe, pero aún falta mucho por hacer

La American Library Association aplaude la actualización de Adobe, pero aún falta mucho por hacer, así lo expresaron en un comunicado de prensa Carolyn Anthony y Erika Kinke, presidentas del Digital Working Group (DCWG) de la ALA:

Los bibliotecarios han sido desde siempre guardianes y defensores de la privacidad de los lectores. La transmisión sin encriptar de los datos del usuario fue claramente una violación a la privacidad de todos los lectores de ADE 4.0 por lo que se exigió una acción correctiva inmediata.

La ALA valora que Adobe haya reconocido el error y confirmado lanzar el 24 de octubre una nueva actualización de software (4.01.) para enviar datos a través de una transmisión segura mediante HTTPS…

Más allá de la transmisión de la información, a la ALA aún le preocupa la cantidad de datos que son recogidos y retenidos por los proveedores del ecosistema del libro electrónico. La transparencia hacia los usuarios es un paso importante, pero todos debemos trabajar para asegurar que sólo se recolecten datos necesarios para la funcionalidad, además debemos asegurar que estos datos sean protegidos correctamente, que no se utilicen con fines de lucro o para otros fines y que sean eliminados tan pronto sea posible.

El DCWG en conjunto con el Comité de Libertad Intelectual de la ALA seguirá investigando este tipo de problemas y trabajará con proveedores y editores para establecer mejores prácticas para proteger la privacidad de los usuarios y asegurar mejoras en lo posible a las licencias de uso para bibliotecas y lectores. Nos complace que Adobe se haya comprometido a tener un diálogo continuo con la ALA.

Recordemos que Adobe estuvo recolectando a través de ADE 4.0 información de sus usuarios y enviándola sin encriptar a los servidores de Adobe, lo cual desató críticas y puso en la mesa de discusión el tema de la privacidad y seguridad de los usuarios. Una de las voces principales fue precisamente la de la ALA, ya que este tema afecta directamente a la privacidad y seguridad de los usuarios en las Bibliotecas. Adobe se comprometió en ese momento a lanzar una nueva actualización del software ADE a más tardar para el 24 de octubre, cosa que cumplió y además agregó una página dedicada a su política de privacidad y los datos del usuario; por cierto, en lo personal varios me siguen pareciendo innecesarios, por ejemplo, el tiempo de lectura de un libro, el porcentaje de lectura de un libro y los datos de compra del libro.

Aunque hablar de seguridad y privacidad de usarios de libros electrónicos no es un tema nuevo, parece que los bibliotecarios no hemos podido (o querido) hacer mucho al respecto, por ejemplo y como lo comentaba vía twitter, lo que me sorprende es que al menos en México, ninguna asociación bibliotecaria se haya manifestado sobre este respecto. En el diálogo constante que Adobe se ha comprometido a mantener con la ALA, se debería analizar efectivamente el tipo de datos que son recolectados, pero estoy convencida que este no debería ser un tema exclusivo de la ALA con Adobe, sino de la comunidad bibliotecaria internacional con todos los editores y distribuidores de estos contenidos.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *