Cinco formas de publicar un libro

Publishing-paths_Jane-Friedman-662x1024

Hace un par de días se publicó en el blog Actualidad Editorial un post con una infografía elaborada por Jane Friedman que explica las cinco formas de publicar un libro.

En una época donde el “hágalo usted mismo” (mejor conocida como “autoedición”) va ganando terreno en el mundo de la edición digital –y aunque no sea bien vista por muchos que cuestionan la calidad literaria de los contenidos autoeditados–, el autor no debe perder de vista las 5 opciones que tiene para publicar su obra, con las ventajas y desventajas que esto implica.

Veamos cuáles son estas cinco formas de publicar un libro, según la infografía:

  1. La primera es, desde luego, la edición tradicional. Ya saben, el autor muestra su obra a editoriales esperando que alguna de estas le encuentre potencial y se arriesgue a publicarla, distribuirla y promoverla. Si el autor tiene suerte de llegar a este tipo de publicación, entonces recibirá regalías por adelantado; lo difícil es que una editorial se interese en su obra. Son bien conocidas las historias de un escritor tocando puertas de editoriales durante años antes de que una de estas se animara a publicarlo, pero no dudo que sean aún más las historias de los autores que siguen tocando puertas y de otros tantos que ya se dieron por vencido con la edición tradicional.
  2. Colaboración edición en asociación. El autor busca asociarse con un agente, editor o colectivo de autores y comparte con éste el riesgo. Las ganancias son mayores, lo mismo que el riesgo y no hay pago de regalías por adelantado. Por otro lado, ya que también esta forma de publicación también se somete a selección, el autor tampoco tiene asegurado que cualquier agente o editor acepte su obra.
  3. Con la edición asistida nos vamos acercando a la autoedición; sin embargo, a diferencia de esta última, en la edición asistida el autor  se sienta a escribir y, una vez terminada su obra paga para que se haga todo el trabajo, y con todo me refiero a la corrección de estilo y edición, publicación, distribución, promoción y un amplio etcétera, en el que el autor poco tiempo tiene para seguir escribiendo y, tampoco está garantizado el éxito de la obra y mucho menos la calidad literaria. Esta es, a mi gusto, la forma de edición más arriesgada, pues el autor corre el riesgo de invertir mucho dinero y esto no le garantiza éxito con su obra.
  4. Autoedición (DIY – Do It Yourself o Hágalo usted mismo) de la mano de un distribuidor. Esta es quizá una de las formas más conocidas hoy en día para publicar un libro y saltarse todo el proceso de tocar editorial en editorial esperando a ser publicado; el autor escribe y contrata los servicios de un proveedor para que éste coloque en el mayor número posible de librerías en línea o físicas la obra.
  5. La autoedición directa es, finalmente, la que goza de mayor aceptación entre los escritores nóveles y todo aquel que desee hacer sus pinitos en la autoedición. En este tipo de publicación no existen intermediarios y la venta la realiza directamente el autor a través de una librería. Con el éxito de la autoedición, no es extraño que cada vez más librerías se lancen a publicar contenidos independientes, entre los casos más conocidos tenemos el KDP (Kindle Direct Publishing) de Amazon y Kobo Writing Life de Kobo, por mencionar un par de ejemplos.

Como verán, cada una de estas formas de publicación tienen sus ventajas y desventajas, las dos últimas se antojan muy interesantes y útiles, especialmente cuando el pago de regalías es mayor; sin embargo, el autor no debe perder de vista que, para que su obra se venta, buena parte de su trabajo estará enfocado en la promoción, en darse a conocer y en crear confianza con sus lectores potenciales; lo anterior, sin olvidar que deberá luchar todo el tiempo con el prejuicio de los libros autoeditados y la calidad literaria. Por su parte, la edición tradicional nos garantiza una edición cuidada y el respaldo editorial no es cosa menor, pero tampoco tenemos garantizado estar entre los best seller y el porcentaje de ganancia nunca será el mismo que para la autoedición; lo anterior, sin tomar en cuenta que quizá nuestra obra nunca interese a un editor.

Enlace a la infografía

Una Respuesta a “Cinco formas de publicar un libro”
  1. Cisne Negro mayo 29, 2013

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *