Las tabletas están ganando la batalla a los e-readers

wireless

 

Imagen vía: Apple

Se veía venir, de hecho, es algo de lo que ya he hablado en varias ocasiones en este blog: las tablets están ganando rápidamente el terreno a los e-readers (dispositivos de lectura dedicados).

Y es que algunos afirman que el e-reader nació con algunas desventajas a cuestas; la primera, ser un dispositivo obsoleto al emular el papel cuando se pudo aprovechar más las ventajas de las pantallas; la segunda, no ser un dispositivo multitareas. Este es quizá el principal inconveniente, si bien es cierto que mucha de la aceptación que tuvieron los e-readers fue que su tecnología hacen difícil y lenta la realización de otras tareas, como navegar en internet, por mencionar la más común.

Aquí es donde las tabletas ganan la aceptación de aquellos usuarios que desean algo más que leer en sus dispositivos; enfrentémoslo, el ritmo de vida actual obliga a la gente a contar con dispositivos que le permitan distintas tareas y donde la lectura es sólo una más: revisar correo electrónico, elaborar documentos, navegar en internet, tomar fotos, comunicarse vía telefónica, leer diarios, revistas, libros, blogs y un amplio etcétera de actividades que los e-readers no pueden satisfacer, pero las tablets sí.

Entonces, ¿podemos afirmar que las tabletas están desplazando a los dispositivos de lectura dedicados? Así parecen indicarlo estudios recientes. De acuerdo con la encuesta Consumer Attitudes Toward e-Book Reading elaborada por Bowker Market Research para el Book Industry Study Group (BISG), 44% de los usuarios de e-books prefieren una tablet, un crecimiento de 7% frente a los resultados obtenidos en agosto de 2012. Angela Bole, directora ejecutiva de BISG, señaló además que  “como muchos otros cambios en el consumo de libros electrónicos, la preferencia por las tabletas está creciendo muy rápido.”

El estudio señala también que durante el mismo periodo en 2012, 49% de los usuarios preferían un e-reader frente al 42% que que en la actualidad consideran adquirir un dispositivo de lectura dedicado, es decir, una caía de 5 puntos en la preferencia de los e-readers frente a las tablets.

¿Tienen algún futuro los dispositivos de lectura dedicados? Aunque muchos se aventuren a contestar que no, este estudio señala que no todo está perdido, pues el género literario también juega un papel importante al momento de elegir uno u otro dispositivo, por ejemplo, los lectores de ficción, misterio o novela romántica prefieren e-readers; mientras que los lectores de manuales y guías prefieren una tableta o una computadora de escritorio; por último, los usuarios de teléfonos inteligentes leen libros de viaje.

Lo anterior se convierte en una luz en el futuro de los e-readers dedicados y también nos muestra que en el mercado hay de todo y para todos. Muchos preferimos dispositivos multitarea, pero no olvidemos que existe un sector que sólo quiere leer y llevar todos sus libros en un mismo aparato, algo que sin duda los e-readers cumplen sin ningún problema.

Aunque la preferencia es clara y los estudios lo confirmen, parece muy apresurado declarar la muerte de los e-readers, parece que aún tienen un segmento cautivo y pueden aprovecharlo si no para ganar la batalla frente a las tablets, sí para conservar los usuarios actuales y lograr que ambos dispositivos coexistan.

 

 

2 Respuestas a “Las tabletas están ganando la batalla a los e-readers”
  1. Heber abril 8, 2013

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *