Alianza entre Porrúa, Librerías Gandhi y Kobo para ofrecer libros electrónicos

Imagen vía Kobo.com

Imagen vía Kobo.com

El día de hoy me encuentro con la noticia de que Porrúa y Librerías Gandhi anunciaron una alianza con la librería canadiense Kobo para poner al alcance de los lectores mexicanos más de 70,000 títulos en español a través de Orbile o lo que será la nueva librería digital que abrirá en septiembre de 2015 y cuyos libros podrán leerse a través de la app de lectura para dispositivos iOS y Android que Kobo desarrollará para este fin.

Es evidente que este movimiento está relacionado más con la llegada de Amazon a México que con un verdadero interés de ambas empresas por hacer accesibles los contenidos, de ser así, Porrúa ya habría sacado una app de lectura y Librerías Gandhi –que si bien ha sido pionera en la oferta del libro electrónico en México– tendría una mejor aplicación de lectura y la descarga de sus libros no sería tan tortuosa como hasta ahora lo es. De hecho, creo que la oferta de libros electrónicos de Gandhi hubiera tenido mayor éxito si desde un principio hubieran ensayado la opción de alianza con una empresa con experiencia en el ramo, como ahora ocurre con Kobo.

Pero, ¿vale la pena una alianza de este tipo? Pensemos, por ejemplo, que el Kindle Unlimited llegó a México en febrero pasado con una oferta de 750,000 títulos de libros y audiolibros, de los cuales 30,000 se encuentran en idioma español. Para los que argumenten que esto no representa ni la mitad de la oferta del futuro Orbile, recordemos también que desde 2013 tenemos Amazon.mx con una oferta de 2 millones de títulos, de los cuales 70,000 son en idioma español, es decir, la misma cantidad de títulos que tendrá Orbile en español, sumados a la oferta de libros en otros idiomas, es decir, poco más de 4 millones de títulos.

Independientemente de cuáles sean las verdaderas intenciones o si, como se dice vulgarmente en México, las librerías mexicanas “están sitiendo pasos en la azotea” con la llegada de Amazon, lo cierto es que esta alianza beneficiará al lector que ahora podrá tener más opciones para adquirir y leer libros electrónicos en México, lo cual demuestra a su vez que el mercado editorial, aún con sus tropiezos y tardanzas, se está moviendo y pensando en electrónico.

Sin embargo, a mi no deja de darme vueltas la idea de que una oferta real e interesante sería que el mercado editorial mexicano comenzara a competir con una mayor diversificación de títulos en formato electrónico que comprenda no sólo a las novedades editoriales y los best sellers –como hasta ahora parece ser la tendencia–, sino también la reedición en formato electrónico de los títulos descatalogados o de libros de texto clásicos.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *