Librosmexico.mx, primeras impresiones

Libros Mexico logoEn el marco de la 28 edición de la Feria del Libro de Guadalajara (la más importante de habla hispana), el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) presentó este 30 de noviembre pasado la plataforma Librosmexico.mx. Un proyecto que se ha estado desarrollando en los últimos cuatro años y con el cual se busca unificar a todos los involucrados en la cadena del libro en México: desde editores y escritores, pasando por bibliotecarios, promotores de lectura, libreros y, desde luego, lectores.

Desde su lanzamiento me registré y he tenido la oportunidad de estar navegando en Libros México, así que creo que ya puedo presentarles mis primeras impresiones de esta plataforma/red social:

Lo que se se busca con esta plataforma y lo que tiene:

  1. Catalogo histórico de la Dirección General de Publicaciones (DGP), hasta el momento con aproximadamente 11 mil libros digitalizados
  2. Consulta gratuita y libre de bibliotecas, aunque no especifican si sólo es para las bibliotecas públicas.
  3. Comercialización de libros publicados por Conaculta y por editoriales privadas, es decir, la posibilidad de adquirir a través de un botón de compra directa en librerías y editoriales como Educal y el Fondo de Cultura Económica.
  4. Formación de lectores a través de clubes de lectura en el que los usuarios pueden participar y también crear y administrar. Espero que tanto bibliotecarios, como promotores de lectura aprovechen al máximo los clubes de lectura, pues tienen mucho potencial.
  5. Se espera además que los 22 mil títulos que se resguardan en la Biblioteca Vasconcelos pronto formen parte de Librosmexico.mx
  6. Unificar a los distintos eslabones que forman parte del libro electrónico a través de distintos perfiles de usuario: lectores, escritores, editoriales, promotores, libreros y bibliotecarios.

Lo que le falta:

Entiendo que la red es de reciente creación y que habrá muchas cosas que mejorar o cambiar, así que vale la pena mencionar lo que considero importante agregar a esta plataforma para verla como una red social con posibilidades de uso, no sólo entre editores y profesionales del libro, sino también de lectores que son una parte importante para nutrir esta cadena:

En el video donde se presenta a Libros Mexico, hablan de esta plataforma como una red social y faltan algunas características sin las cuales resulta imposible entenderla en este sentido, por ejemplo, una mayor interacción de los usuarios donde puedan hacer más que sólo reseñar, participar en clubes y agregar libros a la biblioteca personal; en este “hacer algo más” y que hoy en día cualquier red social enfocada en la lectura permite está agregar libros al catálogo. No es tan difícil y tampoco da pie para el desorden, en Goodreads, por ejemplo, el usuario puede solicitar ser dado de alta como bibliotecario y entonces sus privilegios se extienden para agregar libros y asegurarse que haga un buen trabajo. Recuerden que una de las principales riquezas de las redes sociales es que todos contribuyen.

No hay un about claro donde se presente la plataforma y se explique lo que se busca con ella, a menos que vayas a leer los distintos artículos de periódicos que han presentado Librosmexico.com podrás saber de qué va el sitio, de otra manera lo más cercano a un About (incompleto) es a través de la sección Profesionales de la lectura, sección que sólo es visible cuando no has ingresado a tu cuenta.

Como red social, aún no he encontrado la forma de agregar a otros usuarios a mi red, un error pues es lo que hace precisamente que una red social sea, precisamente, “social.” Tampoco es posible crear un perfil de usuario. Si ninguna de las dos características anteriores han sido pensadas para Libros México, entonces conviene que vayan quitando del proyecto el adjetivo de red social y que lo dejen como catálogo de libros publicados en México en el que están dados de alta autores, editoriales, libreros, promotores, bibliotecarios y lectores. Si lo pensamos detenidamente, son dos cosas muy distintas y se logran cosas distintas.

Foros de discusión, aunque Rafael Tovar y de Teresa, presidente de Conaculta, mencionó que el 52% de los usuarios de internet son jóvenes de entre 12 y 29 años y que, por tanto, “…tenemos que crear un lenguaje para ellos” creo que Libros Mexico parece una red/plataforma un tanto rígida cuyo diseño se acerca más al de una web de una editorial como el FCE, que a una red atractiva como lo es Goodreads o Facebook. Definitivamente, como usuaria activa de redes sociales enfocadas en la lectura, no la veo como una plataforma competitiva y atractiva para el sector del que habla Tovar y de Teresa. Vale entonces que replanteen qué se busca y si es una red social o un catálogo de libros. Los clubes de lectura son útiles y muy interesantes pero los foros tienen una dinámica distinta, más libre y que no obliga a los usuarios a suscribirse y ceñirse a fechas determinadas. Recuerden que se busca algo amable para el usuario.

Urge un catálogo amplio de todo lo que se ha publicado en el país, incluidos audiolibros y libros electrónicos, no sólo las novedades editoriales, a menos que lo que busquen sea propiciar un canal de distribución de novedades editoriales y best sellers, de otra manera no se entiende que sólo aparezcan estos libros. En este mismo orden de ideas, la búsqueda parece que aún no está del todo activada pues, para agregar a distintos autores a mi biblioteca realicé algunas búsquedas y no aparecieron en los resultados, aún cuando aparecen en el carrusel de libros, tal fue el caso de Patrick Rothfuss.

Es necesario que las fichas de los libros sean más detalladas, resulta impensable que una ficha no contenga la sinopsis del libro tan útil para determinar si es de interés o no para determinado lector. El año de publicación, la edición y el formato tampoco se pueden pasar por alto y los temas que tuve la oportunidad de revisar son escuetos.

La única valoración que se puede dar al libro es cuando se pulsa el botón recomendar, es indispensable que se incluya en la plataforma la calificación (estrellas) que los lectores dan al libro; esto y la reseña de los lectores, en conjunto con la sinopsis son los datos que ayudan realmente a una persona a decidirse por ese libro.

Una forma de contacto que sea realmente una forma de contacto. Aunque es muy útil y atinado proporcionar un correo electrónico, a veces el usuario simplemente no desea salir de la web para escribir un correo y además se corre el riesgo de que el usuario ya no regrese. Entonces, qué mejor que dejarle a la mano un campo que pueda llenar con su nombre, correo electrónico y su comentario (sugerencia, duda, reclamo, etc.). Desde luego, independientemente si es una forma de contacto o un correo electrónico como contacto, debe haber respuesta a todas las solicitudes.

Falta también una aplicación para los distintos dispositivos móviles en el mercado, obligados iOS y Android. Recordemos que, al menos en México el acceso a internet se ha incrementado gracias a los dispositivos móviles y si tomamos en cuenta que, quieren hablar el mismo lenguaje del 52% de usuarios, jóvenes de entre 12 y 29 años, entonces es imprescindible comenzar a desarrollar una app que lo permita, por otro lado, cualquier red social del tipo que sea ya cuenta con su propia aplicación.

Lo que no es claro:

Son distintas las secciones que aparecen cuando un usuario navega sin estar suscrito y cuando lo hace una vez registrado, por ejemplo, una vez que el usuario ingresa con su cuenta desaparece la sección noticias, biblioteca digital de clásicos, editoriales y profesionales de la lectura, es decir, que si quiero ingresar a cualquiera de estas secciones, ¿debo cerrar mi sesión?

En profesionales de lectura están Bibliotecarios, Libreros, Promotores y, desde luego, Editores, los únicos perfiles actualmente habilitados para darse de alta son Editores y lectores (o usuarios); se espera que en los próximos meses se habilite el resto de los perfiles, pero no se especifica cuáles son los privilegios de cada tipo de usuario y, supongo (todo queda en suposición), que al darme de alta lo hice como lectora. Por cierto, convendría también agregar un perfil de escritor, sin el eslabón creativo es imposible pensar en una cadena del libro.

Por último, Ricardo Cayuela, Director General de Publicaciones de Conaculta, mencionó que “es una solución para el libro digital en México,” honestamente no encuentro muy claro cómo esta plataforma de lectura va a ser una solución y tampoco entiendo qué es lo que se quiere solucionar; a mi me queda claro que dos de los grandes retos del libro electrónico en México son, el incremento de la oferta y, desde luego, una apuesta a libros flexibles y sin DRM, ¿es esto lo que se quiere solucionar con Libros México? y, de ser así, ¿de qué forma Libros México dará la solución?, ¿se incrementará la oferta de este formato o sólo se pondrá al alcance del usuario un punto de venta adicional a los ya existentes?

Conclusión (espero provisional):

Como lo mencioné casi al principio de este post, entiendo que es una plataforma de reciente creación, así que supongo que aún falta agregar y pulir varias características porque no, aún no es el ecosistema amable que se espera que sea; un proyecto de tal envergadura no puede considerarse acabado si se busca que funcione y se convierta en una plataforma que unifique a todos los sectores del libro y se convierta además en una referencia en México.

No dudo del potencial de Libros México, especialmente en el tema de promoción lectora, también es de aplaudir un proyecto de este tipo en nuestro país, a veces tan carente de iniciativas que conjuguen la lectura con las nuevas tecnologías y herramientas; sin embargo, es importante volver a la esencia de lo que se busca con ella y cómo lograrlo; vale la pena pues, voltear a ver qué se ha hecho con redes similares para ver si vale la pena adoptar y adaptar algo al contexto nacional. Se debe analizar nuevamente las tres características que debe cumplir Libros México: atractiva, interactiva y unificadora.

2 Respuestas a “Librosmexico.mx, primeras impresiones”
  1. hector rene jimenez sandoval diciembre 3, 2014
  2. Jesus Osorio diciembre 3, 2014

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *