Los libros electrónicos y la accesibilidad

libros electrónicos y accesibilidadHace algunas semanas hablaba en uvejota.com sobre lo que significa hacer una biblioteca accesible para todos; y es la accesibilidad va más allá pensar en el espacio físico, es imprescindible también comenzar a pensar en el acervo mismo. Pero, ¿a qué nos referimos con hacer accesible el acervo? Pensemos por ejemplo en los libros electrónicos y la accesibilidad; sí, a pesar de todos los argumentos en contra del libro electrónico –que no son realmente libros, que no huelen, que no permiten una lectura extensa, que hay muchos distractores, etc.–, lo cierto es que el libro electrónico y la accesibilidad van de la mano y pueden beneficiar a cualquier lector.

Algunas de las ventajas que ya en otras ocasiones se han enumerado a favor del libro electrónico son las que precisamente podrían hacerlo accesible a varios públicos, así se explica en el artículo 9 Reasons Why We All Need Accessible Ebooks de Kevin Callahan, una nota en la que no puedo estar más de acuerdo sobre la relación de los libros electrónicos y la accesibilidad

Algunos ejemplos de los libros electrónicos y la accesibilidad

Callahan menciona 9 razones para hacer los libros electrónicos accesibles para todos y la forma en que ciertos sectores de la población con necesidades especiales pueden beneficiarse del uso de libros electrónicos. Mencionaré en este post las que me parecen particularmente interesantes y recomiendo ampliamente que revisen el resto en la nota original:

  • Para los lectores ciegos. Aunque el audiolibro se presenta como el formato ideal para las poblaciones de ciegos y débiles visuales, lo cierto es que varios dispositivos permiten convertir el texto en audio, una característica que sin duda es útil en una época en la que la oferta de audiolibros siguen siendo escasa, al menos en español.
  • Lectores de la tercera edad y/o débiles visuales. Aunque pueden beneficiarse del texto a audio, el principal beneficio es la legibilidad del texto, es decir, la posibilidad no sólo de cambiar la fuente y el tamaño de la letra, sino también de cambiar la orientación del texto (de vertical a horizontal) y ajustar el color y brillo de la pantalla.

libros electronicos y la accesibilidad 2

  • Los lectores con discapacidad motriz pueden utilizar comandos de voz para saltar la página del libro que estén leyendo.
  • Están también los lectores con dislexia. Ya anteriormente les había hablado de este tema, en resumen, las líneas de los textos en pantallas como las de los celulares son más cortas y esto podría estar facilitando una mayor comprensión entre los disléxicos. Sin embargo, en la nota de Callahan se menciona específicamente las fuentes diseñadas específicamente para estos públicos, por ejemplo, OpenDislexic incluida en el Kindle desde hace un par de años.

libros electronicos y la accesibilidad

  • En la nota de Callahan se menciona que la comunidad de sordos también puede beneficiarse de los libros electrónicos cuando proporcionan video. Pero siguiendo el tema de la dislexia y tomando la premisa de la lectura fácil, las pantallas y los libros electrónicos pueden facilitar a los sordos el proceso de aprender a leer y escribir, así como facilitar a los migrantes el proceso de comprensión lectora en otro idioma.

Los libros electrónicos y la accesibilidad van de la mano

Como vemos, los libros electrónicos y la accesibilidad van de la mano. De ahí la importancia de entender que debemos hacerlos accesibles, pero también entender que de hecho, como material de lectura es en sí mismo accesible para sectores muy diversos de la población.

Desde luego, todo lo anterior requiere de un desarrollo adecuado de software y también un diseño adecuado del formato del libro electrónico; un libro en formato PDF, por ejemplo, jamás podrá brindar todas las características mencionadas arriba.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *