¿Cuánto pagarías por un ebook libre de DRM?

Esta es la pregunta que se plantearon hace unos cuantos días en el blog de Digital Book World.

Si de por sí el precio del libro electrónico es un tema controvertido en el que muchos argumentan que, al saltarse una parte importante del proceso editorial como es la impresión, los costos deben reducirse, mientras que otros aseguran que el costo de un libro debe estar basado en el contenido; ahora entra un tercer argumento en discordia: el costo de un libro electrónico sería más alto si está libre de DRM.

Desde luego, esto se parece un poco a la propuesta donde del libro electrónico sin publicidad es más alto que un libro con publicidad intrusiva; en ambos casos no se está tomando en cuenta ni la calidad del contenido ni el ahorro de los costos de impresión –que creo son los que deberían importar al momento de establecer un precio–.

En fin, lo anterior surge porque como se informó en The Huffington Post, al menos tres librerías independientes (Book House of Stuyvesant Plaza, Fiction Adition y Postman Books) interpusieron una demanda contra Amazon y las 6 grandes editoriales en Estados Unidos (Hachette, Macmillan, Penguin, Harper Collins, Random House y Simon & Schuster) alegando que, dado que muchos libros están disponibles sólo a través de Amazon y debido a que éste controla gran parte del mercado del libro electrónico en Estados Unidos limitando con sus DRM el contenido al ecosistema del Kindle (el dispositivo de lectura de dicha empresa), imposibilita o dificulta la entrada de librerías independientes a dicho mercado. La demanda busca que los libros libres de DRM se puedan leer en el Kindle o en cualquier otro dispositivo de lectura.

¿Cuáles serían las implicaciones si las librerías independientes ganan esta demanda?

Definitivamente se cambiaría el juego en el mercado del libro electrónico: los DRM de los libros electrónicos imposibilitan que el usuario cambie de dispositivo de lectura, es decir, si tiene un Kindle y decide cambiar a Nook pierde su biblioteca virtual por la que ha invertido dinero, pero si esta demanda prospera el usuario podrá leer sus libros en el dispositivo Kindle y/o la aplicación Kindle aunque no lo haya adquirido en dicha tienda.

Y aquí es donde las librerías, incluido Amazon, podrían apostar a “liberar” los libros de los DRM a cambio del costo de los mismos (algunos ya lo hacen, por ejemplo, los mismos de Digital Book World mencionan la diferencia de  precio con su primer libro en la tienda de DGB y en Amazon). Un libro sin DRM con la posibilidad de leerlo en cualquier dispositivo y aplicación de lectura a un precio más alto, que el mismo libro con DRM y esclavizado a un dispositivo de lectura específico por un precio más accesible.

¿Por cual se decidirá el usuario? ¿Aquellos que abogan por “libros libres”, mantendrían esta postura a pesar de la diferencia del precio entre el libro con DRM y el que no lo tiene?

 

 

 

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *