¿El e-book ha alcanzado su máximo desarrollo?

¿El e-book ha alcanzado su máximo desarrollo?

Imagen Vía: AAP

Este es el título de un interesante artículo publicado por Andy Richardson en Publishing Perspectives y donde apunta hacia varias teorías para explicar lo que parece ser una desaceleración en la venta de libros electrónicos reportada recientemente por la Asociación de Editores Estadounidenses (AAP) y por la Book Industry Study Book (BISG) y presentada  la reciente edición de la Feria Internacional del Libro de Frankfut.

De acuerdo con este reporte, los ingresos por la venta de libros electrónicos en Estados sólo creció el 48% en julio de 2012; como se indica en el blog Digital Book World, aunque esto puede verse con buenos ojos, realmente representa un retroceso, pues en el mismo periodo del año pasado el porcentaje de ingresos alcanzaba los tres dígitos.

Pero, ¿cuáles son las teorías para creer que la industria del e-book ha llegado a su máximo desarrollo?

Como lo explica Richardson en su artículo, no existen datos suficientes para asegurar que el e-book haya alcanzado su máximo desarrollo; sin embargo, los reportes actuales se pueden interpretar de diferentes formas:

  1. La caída en la venta de aplicaciones móviles debida a la decisión de Apple de quedarse con el 30% de las ganancias de este segmento y que ha obligado a los dueños de las plataformas de lectura a remover la opción de comprar nuevos libros, lo que a su vez ha llevado a desaprovechar nuevas oportunidades de venta.
  2. El crecimiento de la venta de tablets, que ofrece al lector diferentes opciones de entretenimiento y donde la lectura debe competir con los videojuegos, los videos y las redes sociales.
  3. Mayor número de lectores de libros electrónicos.
  4. Tanto la APP como la BISG no han incluido en sus reportes los libros electrónicos autopublicados. Como ya se ha mencionado en otras ocasiones, este segmento está creciendo rápidamente y podría representar un buen porcentaje en el crecimiento del libro electrónico.

Otra posible explicación y que no debemos desdeñar es que, efectivamente, el libro electrónico ha alcanzado su desarrollo máximo, y a partir de este momento se estabilizará y comenzará a tener el mismo comportamiento que el libro impreso; lo cual demostraría también que el mercado del libro electrónico ha logrado captar a los lectores tradicionales y que ahora han migrado a esta plataforma, es decir, ya están todos los que son y por ello se estabilizarán los números.

Richardson comenta que las grandes plataformas de lectura como Kindle, Nook, Sony y Kobo pueden estar amenazando a la industria del libro al ofrecer modelos de préstamo de libros. Francamente, no lo creo, existen estudios que indican que la posibilidad de adquirir un libro electrónico en préstamo puede ayudar a que el lector termine por comprar el libro prestado. En todo caso, las plataformas de lectura no amenazan con matar a ninguna industria, pero sí podrían estar modificando el modelo de negocio, afectando desde luego a las grande editoriales, pero permitiendo que más lectores tengan acceso al libro electrónico.

Por otro lado, tampoco debemos olvidar que estos datos corresponden al mercado norteamericano y que, con la reciente entrada de la iBookstore en América Latina y la próxima entrada en Amazon a México, seguramente veremos nuevos números acorde a nuestra realidad y el libro electrónico comenzará a vivir un crecimiento en otros lugares del planeta. Finalmente, como indica Richardson, aún no hay datos suficientes para asegurar que el e-book ha llegado a su cima y seguramente tendremos que esperar al menos al próximo año para ver si los datos se estabilizan, bajan o suben.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *