Los problemas de la educación actual: los jóvenes son multitasking

20120605-132451.jpg

El día de ayer les platicaba las diferencias de la lectura en pantalla frente a la lectura de libros impresos, les platicaba también que es imposible definir cuál es mejor y/o si la lectura en pantalla afecta en forma negativa nuestra actividad cerebral; por último, les comentaba que lo único que podemos concluir es que la demanda para el cerebro es diferente en cada caso. Pero, ¿qué pasa con la educación? ¿las pantallas están representando un problema o una ventaja para los jóvenes estudiantes? Mientras muchos ven en las pantallas una verdadera oportunidad educativa, hay quienes aseguran que los problemas educativos se derivan de la multifuncionalidad. Los problemas de la educación actual: los jóvenes son multitasking, aseguran muchos pero, ¿qué tan cierto resulta?

Todo parece indicar que las pantallas y su multifuncionalidad están entorpeciendo la educación y memoria de los estudiantes, lo anterior de acuerdo con el artículo You’ll never learn! publicado en Slate con los resultados de un estudio realizado por Larry Rosen, psicólogo y profesor en la Universidad Estatal de California, a 263 jóvenes estudiantes de secundaria y preparatoria en Estados Unidos.

El estudio consistió en observar las diferentes actividades realizadas por los jóvenes mientras estudiaban; sin embargo, lejos de enfocarse en los estudios los chicos además mandan mensajes al celular, hablan por teléfono, ven la televisión, escuchan música, navegan en internet, revisan su cuenta de Facebook y su correo electrónico; ¡todo lo anterior mientras estudian y realizan tareas escolares!

Lo más impactante de este estudio es el tiempo que les toma distraerse, por ejemplo, un estudiante que está realizando su tarea o realizando un proyecto tiene sólo 2 minutos para enfocarse en esta labor antes de comenzar a responder mensajes en su teléfono celular o revisar los feeds de Facebook; durante los 15 minutos siguientes sólo habrá utilizado el 65% del tiempo para realizar sus actividades escolares. Impresionante, ¿no?

Y hay más, la evidencia psicológica y neurocientífica sugiere que la multifuncionalidad (o multitasking) provoca que el aprendizaje sea trivial e irregular, que recuerden menos y, lo que es peor, que tengan serios problemas para aplicar sus conocimientos a la vida real, pues estos son deficientes.

Lo verdaderamente preocupante es que estas tecnologías llegan a edades cada vez más tempranas, esto se traduce en que las deficiencias en el estudio son también tempranas y los chichos llegan arrastrando muchos problemas a las preparatorias y universidades. Si bien es cierto que los estudiantes de niveles básico y medio no tienen permitido el uso de estas tecnologías en el salón de clases, llevan esta práctica a sus hogares comenzando a crear un estudio deficiente. Por otro lado, para los estudiantes de niveles a los que ya se les permite el uso de dispositivos como tablets, teléfonos celulares y laptops, la práctica se generaliza; de acuerdo con el estudio In-Class Texting Behaviors Among College Students, 80% de los estudiantes de preparatoria envían mensajes de texto durante las clases, 15% de ellos señalaron enviar más de 11 mensajes durante una sola clase.

La atención en el estudio es nula o, si no se quiere ver tan dramático, no es exclusiva y tiene que compartirse con muchas otras actividades, pero las pantallas en sí no son malas, como tampoco lo son las redes sociales, ni otras tecnologías, lo malo es el uso que le damos. Las pantallas han demostrado ser realmente útiles para el sistema educativo; así que antes de caer en el error de satanizarlas, debemos aprender a utilizar estas herramientas y no saturarnos; lograr que los estudiantes se enfoquen es, en definitiva, una de las principales tareas de los docentes del siglo XXI, no es una tarea sencilla pero, así como causan un aprendizaje fragmentado, también pueden ayudar a enfocar a los estudiantes y apoyarlos en sus estudios, pensemos en ejemplos como Khan Academy.

Etiquetas:,

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *