¿Es mejor leer libros impresos o electrónicos?

e-reader

Estudios y estudios se han realizado sobre las ventajas y/o desventajas de la lectura de libros impresos, frente a la lectura en pantalla, pero sabemos realmente si es mejor leer libros impresos o electrónicos; aunque definitivamente creo que aún falta mucho por recorrer para tener datos concluyentes sobre como afecta o beneficia la lectura de libros electrónicos, lo cierto es que estudios recientes realizados en el Reading Centre of the University of Stavanger dejan muy mal parada a la lectura en pantalla e indican que leer libros impresos es mejor para la comprensión.

Para llevar a cabo este estudio se dividió en dos grupos a estudiantes de décimo grado, al primer grupo le dieron libros impresos y al segundo lo pusieron a leer en computadoras, cabe señalar que los títulos fueron los mismos y lo único que cambió fue el formato. Una vez que ambos grupos leyeron los textos, les aplicaron exámenes de comprensión lectora y el grupo que leyó en impreso obtuvo mejores resultados, en resumen, aquellos que leen en pantalla comprenden menos. Los investigadores concluyeron que el cerebro realiza más fácilmente sus tareas cuando se toca lo que se ve, además que es importante poder saltar, regresar y adelantar páginas, además un libro impreso nos permite saber dónde comienza y dónde termina, todo lo anterior nos ayuda a formar un mapa mental de la lectura, dicho mapa es particularmente importante cuando nos enfrentamos a textos largos. Ya anteriormente se había manejado que la lectura en pantalla es buena para textos cortos y que no implican gran concentración, quizá este estudio lo esté demostrando.

Pero eso no es todo, Anne Campbell de la Open University of Scotland analizó el nivel de lectura que los estudiantes realizan en Kindles y libros impresos y concluyó que la lectura en estos dispositivos móviles (vale mencionar que dispositivos de lectura dedicados y no dispositivos multitarea) promueven una lectura más profunda pero menor aprendizaje activo, Campbell señala que esto puede deberse al diseño mismo de dicho dispositivo: los estudiantes no pueden hacer realmente mucho con el dispositivo como saltar páginas, regresar o adelantar su lectura y, realizan una lectura más lenta.

Lo anterior, como lo indica la neurocientífica Susan Greenfield, debe preocuparnos pues, más allá de concluir qué formato es mejor para leer, nos obliga a replantearnos que esta nueva cultura de las pantallas nos obliga a entrar en terrenos desconocidos que pueden estar forzando al cerebro a adaptarse no sólo a leer diferente, sino también a hacer muchas cosas de formas diferentes a como las venimos haciendo durante milenios y, desafortunadamente, aún no sabemos si esta readaptación es mala o buena y quizá cuando lo definamos sea demasiado tarde para dar marcha atrás.

Este es pues el mayor desafío, saber si la readaptación será buena a la larga y quizá por ello también hay tanta reticencia frente a la lectura en pantalla. Leer en pantalla nos está obligando a leer diferente y a entender que hoy en día la lectura no puede limitarse a un formato; pero ¿comprender menos nos ayudará a la larga a enfrentarnos mejor a un mundo cambiante, especialmente en materia tecnológica? ¿necesitamos seguir comprendiendo los textos en el mismo nivel de hace 10, 20 o 50 años? Quizá por ello a pesar de los estudios y estudios que se están realizando sobre este tema, aún resulta complicado dar un veredicto a favor o en contra de la lectura en pantalla.

¿Ustedes qué opinan, es mejor leer libros impresos o electrónicos? y más importante, ¿mejor para qué?

 

4 Respuestas a “¿Es mejor leer libros impresos o electrónicos?”
  1. claudia agosto 21, 2014
  2. Mariano Boza agosto 21, 2014
  3. Eduardo Perez Duran agosto 21, 2014
  4. Miguel Murillo agosto 21, 2014

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *